Salvarte es cuestión de minutos

Hola, ¿cómo estáis? Espero que estéis teniendo un buen fin de semana.

Llevaba años con la espina clavada, desde aquella vez que vi a una compañera caerse delante de mi sin yo saber qué hacer además de asustarme y no saber qué más hacer. Hay momentos en que la vida de una persona depende (DEPENDE) de la rapidez con la que los demás actúan en consecuencia. Así que afortunadamente por fin he aprovechado la oportunidad y he asistido a un curso de primeros auxilios impartido por técnicos del SAMUR donde he aprendido a llamar al 112 de forma que vengan rápido y no me hagan muchas preguntas, a hacer un masaje cardíaco (o RCP) y a ayudar a alguien en caso de atragantamiento del malo —del que te mata porque un trozo de comida bloquea las vías respiratorias—.

Lo primero que supe fue que hay unos 2000 técnicos que trabajan en el SAMUR voluntariamente, aparte de los que trabajan cobrando su sueldo. Algunos van con bicicletas por la ciudad o con motos, pero no por eso van faltos de equipaje. Otro punto es que el SAMUR atiende en las vía pública (calle, centros comerciales, lugares públicos…) mientras que el SUMA está preparado para atender en los lugares privados. Un tercer punto es que los técnicos que van en bicicleta o en moto tienen un dispositivo que les avisa en cuanto hay una emergencia, y si por ejemplo están a dos calles, llegan antes al lugar que una ambulancia. Y debemos agradecer que lleguen antes, porque muchas veces esos minutos en los que la bici gana a la ambulancia han salvado vidas. Y una vez allí preparan el territorio para los coches —que llegan después porque también son avisados—. Por tanto, no subestimemos a los que van en bici o en moto.

20130526-180350.jpg

Actualmente en una situación así primero los técnicos buscan estabilizar al enfermo para después, y solamente después trasladarlo en la ambulancia. De hecho, hay algo que está bien que sepamos:

1. Si una ambulancia va rápido y pitando por la calle significa que no lleva a nadie, pero está yendo al lugar donde hay una vida en peligro, y tiene que llegar lo más rápido posible. HAY QUE DEJARLA PASAR.

2. Si lleva a alguien, va más lento porque el paciente está estabilizado y los movimientos bruscos del coche lo harían sufrir.

3. Si una ambulancia se para en medio de la carretera, ha pasado algo muy feo dentro.

El número de emergencia por excelencia es el 112, válido en toda Europa. Podemos llamar sin saldo, sin wifi, con el móvil bloqueado, siempre que haya por ahí alguna cobertura de algún operador (en un túnel no podrás llamar a tu madre por la mala cobertura de Orange pero cuando se trate de llamar al 112 tu teléfono cogerá la cobertura de Movistar si tiene que hacerlo. No me preguntéis cómo lo hará, pero lo hará). Igual podremos hacer al otro lado del charco, donde usan el 911. Sin embargo, desde aquí un turista americano podrá llamar al 911 y su llamada será redirigida al 112 porque está en Europa, y viceversa. Siempre que haya batería en el teléfono móvil podremos llamar.

Porque estamos dando por sentado que el primer paso en la ayuda a alguien que tiene la vida en peligro es llamar, y que en caso de parada cardiorrespiratoria, con cada minuto que pasa se reducen un 10% las posibilidades de que una persona salga con vida y sin secuelas…

20130526-174504.jpg

¿Y qué decir cuando llamamos?

Pregunta más importante de lo que pensamos. Hay que entender que en la central desde donde mandan las ambulancias (o lo que sea más rápido) necesitan información clara y rápida, y con la angustia del momento en ocasiones no se la damos. Por eso a veces hay casos de gente que llama y oye un “tranquilícese” o un montón de preguntas. El tiempo es vida.

Lo que nos recomendaron los del SAMUR es:

Dar la dirección exacta del suceso. Si es en una carretera hay que dar el kilómetro. Desde la central por triangulación localizan la llamada (y de paso se aseguran de que estás en el lugar de los hechos). Si estamos en un colegio dar la dirección del colegio igualmente, y mandar a alguien a la puerta a esperar a la ambulancia para llevar a los médicos al aula.

Describir qué sucede: si hay una persona inconsciente que no respira hay que decir “hay una persona inconsciente que no respira”, no “hay un muerto”. Hay que decir lo que vemos, dar todos los detalles, no un “no sé, ¡vengan y véanlo!” En caso de que conozcamos a la persona y haya tenido algún antecedente conocido, lo indicaremos, pero debemos dar los síntomas.

Dar el teléfono desde el que se llama.

—Si estamos ante una catástrofe con varios heridos, daremos el número aproximado de víctimas.

—Y no colgaremos el teléfono hasta que nos cuelguen ellos. Hay manos libres en todos los móviles.

¿Cómo sabremos ante qué caso estamos?

20130526-174633.jpg

Cuando una persona está consciente lo sabemos; si dudamos recurriremos a los estímulos: hablarle y moverle son los fáciles; levantar el brazo, abrir los ojos de la persona, o apretar la clavícula o una parte detrás de las orejas (que explicarla aquí es un peligro) son estímulos a los que nadie consciente fingiendo estar inconsciente se resistirá.

Si no responde a los estímulos (cosa que habremos tardado menos de 30 segundos en comprobar), vemos si respira. Mano en la tripa es sencillo y rápido. El caso de una persona inconsciente que no respira es una parada cardiorrespiratoria (veremos también la cara de la persona o las mucosas de otro color) que necesita primero llamar al 112 y mientras viene la ayuda hacer el RCP en caso de que sepamos. Que conste que la RCP da un poco de tiempo al enfermo mientras viene la ayuda médica, pero no restituye la actividad del corazón.

Insisto en que ahí la rapidez con que actuemos es fundamental, y los medios más efectivos son más rápidos. Añado (por si acaso) que “calma” no es “pachorra”.

Después de haber aprendido esto que para mi es muy muy importante, me veo un poco más útil. =) Creo que todos debemos tener conocimientos sobre primeros auxilios, nunca están de más y literalmente podemos salvar a alguien. Es cuestión de minutos.

¡Gracias por leer!

¡GRACIAS POR LEER! SI TE HA GUSTADO ESTE POST POR FAVOR AYÚDAME A HACERLO LLEGAR A MÁS GENTE CON LOS BOTONES “ME GUSTA” Y ENLACES A LAS REDES SOCIALES. Y TAMBIÉN SUSCRÍBETE PARA ESTAR AL TANTO DE LA PUBLICACIÓN DE NUEVOS ARTÍCULOS =)
Anuncios

3 Respuestas a “Salvarte es cuestión de minutos

  1. Muy interesante tu post, como todos los que escribes :)

    Sabes que me gusta mucho que aprendas cosas nuevas, pero aún me gusta más cuando te molestas en compartirlo con los demás para que también lo aprendamos. (sí, me incluyo)

    Creo que las recomendaciones que te dieron los del SAMUR sobre lo que debes hacer para comunicar un accidente por teléfono están genial. En esos momentos hay que intentar mantener la calma y hablar con los sanitarios de forma que puedan entender bien qué ha ocurrido.

    Es importante dar una información clara y concisa sobre la situación del accidente, lo que ha sucedido, el número aproximado de heridos y demás detalles para que puedan ayudar a valorar la gravedad del accidente.

    Cuanta más calidad tenga la información que les proporcionemos mejor será la atención que puedan darnos después. Así que en ese sentido también tenemos nuestra parte de responsabilidad.

    Por último y cómo te prometí por telefono aquí dejo mi aportación al blog:

    ” Las ambulancias tienen los letreros escritos del revés para que los conductores puedan leerlos del derecho a través de los espejos retrovisores de sus coches ”

    ¡Ahí queda eso!

    Gracias por leer :P

  2. Pingback: Trust me, I don’t know you either | Dandelion's·

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s