Hablar, o no.

20130704-185842.jpg

…O no.

El eterno dilema entre hablar o callarse.

 

Estoy segura de que si pudiéramos prever los efectos de nuestras palabras o de la ausencia de éstas nos ahorraríamos bastantes errores. Y si pudiéramos volver al pasado y borrar ciertas palabras dichas (y sus consiguientes respuestas), también todo sería más satisfactorio. Esta mañana yo estaba en modo “evita ser burlón conmigo porque dentro de los límites del respeto, te voy a responder”, y digamos que he sido consecuente con mi modo. Por la cantidad de veces que una se ha quedado callada y con cara de póquer pero carcomida por los remordimientos del tipo: “tenía que haberle respondido esto…”. Lo malo de esto es que en muchos casos únicamente optamos por adoptar este modo cuando ya estamos hartos de ceder y nuestra autoestima está cuestionada; cada vez tengo más claro que la indignación destierra al miedo y nos da fuerza. Además, si la otra persona tiene la cara dura de soltar comentarios hirientes y carece de una mínima consideración hacia nuestra situación —o al menos tener el detalle de callar cuando no se tiene nada que decir—, ¿por qué tolerar lo intolerable?

A día de hoy se pueden decir las palabras más directas sin gritar o insultar… ¿Qué diré que no sepáis?

Por otro lado, apunto a la frase del principio de este artículo. Ayer la leí en Twitter y me supuso la expresión en palabras de una idea que muchos seguramente tienen en la cabeza. Con frecuencia únicamente se sabe si una acción es correcta o no lo es al ver sus consecuencias. Puesto que en ciertos momentos el sentido de la previsión baraja varias hipótesis, pues optamos por una. Y las acciones hablan más alto que las palabras.

¡Hola!

 

Aquí Esther. Hoy en mi cuarto día de mi plan vegetariano de siete días he incluido en mi desayuno y en mi comida lo que para muchos niños pequeños es un cruel castigo: una zanahoria para el desayuno y el grupo llamado espinacas-acelgas-maíz-calabaza-pimiento rojo en la comida. Con estas imágenes demuestro…

20130704-190651.jpg

 

… que un cocinero de verdad seguramente me daría con un palo, pero no me lo tomaría como algo personal. Es curioso lo que se descubre cuando se atiende al consumo de ciertas comidas.

¡Pasadlo bien!
=)

 

PD: Me han recordado con una felicitación que hoy, 4 de julio, es el Día de la Independencia de Estados Unidos. Todos los países que en su tiempo fueron colonias conmemoran sus días de la independencia, sin embargo, de la mayoría de ellos sólo sabemos cuando conscientemente buscamos informarnos…

¿TE HA SIDO ÚTIL? ¡HAGAMOS QUE LLEGUE A MÁS GENTE!
Anuncios

10 Respuestas a “Hablar, o no.

  1. Mejor actuar y equivocarse, que no hacer nada por miedo a equivocarse, también.
    En cualquier caso, yo tengo un serio defecto (sobre todo por escrito, hablando me controlo un poquito más, pero sólo un poquito) y es que si tengo que decir algo, lo digo xD
    Ya sea amigo, primo, madre, abuela o la puñetera CIA xD
    Me cuesta quedarme callado. Cuando veo que algo está mal en algún aspecto, tengo que decirlo.
    Y sacar del error cuando toca. O dar mi opinión de algo. O decir que eso no está bien (moralmente, técnicamente e incluso ortográficamente), etc
    Aún cuando muchas veces sé la respuesta que me voy a encontrar. Aún cuando muchas veces sé que va a ser de todo menos amistosa. Me da igual. Y a veces puedo equivocarme y corregir. Y otras no y mantenerme firme. Y otras equivocarme y no ceder, porque no han conseguido convencerme (con o sin insultos, sobre todo si son temas muy subjetivos o personales).
    Pero lo digo.
    Si te encuentras en un entorno en el que tienes que callarte tu opinión, que no puedes expresarte con total libertad por temor a las reacciones o consecuencias… es el entorno lo que falla.

    Una cuestión aparte sería que ejerciera la política, o que fuera un modelo de comportamiento de un colectivo. O que promoviera ideas alejadas de toda ética y moral, por supuesto.

    Cierto que hay veces en que es mejor el silencio. Pero siempre que sea porque consideres que no tienes nada que decir, que no es necesario, que no aporta nada.
    Pero por expresar mi opinión, o dejar claro mi punto: No hijo, no.

      • Pues sí, porque hay veces que es mejor evitar ciertas acciones (meteduras de pata generalmente), que sabemos que simplemente con pedir perdón no se arreglan. Como bien dices, todo depende :)

  2. Yo la verdad, es que también soy una persona, a veces, excesivamente sincera.
    Si veo algo con lo que no estoy de acuerdo, que está equivocado, o simplemente, algo sobre lo que tengo una opinión, es como que “tengo que decirlo o reviento”. Además, no se me da bien decir “lo que la gente quiere oir”. Si me piden consejo o una opinión, siempre digo lo que pienso, aunque sea objetivamente, pero eso muchas veces me ha granjeado el cabreo de la persona que me pidió la opinión. Para más inri, suelo ser muy apasionada a la hora de hablar o defender mis ideas, lo que hace que mucha gente piense que soy extremadamente hostil, o que no acepto ninguna opinión que no sea la misma que la mia. Y para nada, al contrario, me gusta escuchar opiniones. Lo que no me gusta tanto, es que por un lado te digan “sé sincero”, pero por el otro te digan “No seas tan sincera, que eso duele”. Tengo que aprender a encontrar un punto medio jjajajaa.

    • ¡Hola Leila!

      ¡Gracias por venir! Leyéndote estoy pensando que mucha gente de la sociedad (por no decir “la sociedad”) concibe que una buena y educada persona es necesariamente una persona complaciente, por eso muchos viven callando y callando sin verse capaces de expresar libremente lo que piensan… Y luego se amargan. ¡Y eso es muy insano! ¿Sabes? La confrontación (o discutir bien) para mi es un arte que también tengo que aprender, seguro que hay un punto medio en algún sitio =P

      • Ese es precisamente el punto, Leila.
        Aunque yo no recibo cosas tan amistosas como “No seas tan sincera, que eso duele” (qué suerte).
        Suelen ser cosas como “No sé puede hablar contigo”, “Eres un inmaduro”, menciones de lo que les encanta ver hablar a los peces, etcétera xD
        El problema de “aprender a encontrar un punto medio” consiste en: “terminar dando la razón para que no se enfaden contigo a pesar de que no crees que la tengan y desistiendo en tu postura”.
        Y a mí, como que no me gusta xD Solo cedo o hago concesiones si creo o me convencen de que realmente me equivoco, con algo tangible. No con un “porque lo digo yo” ^_^U

        “concibe que una buena y educada persona es necesariamente una persona complaciente”. Precisamente, Super.
        Y no solo con “gente buena y educada”. Mucha gente confunde “amigo” con eso, también.
        Y un amigo no es aquel que va dandote cera al culo hasta reflejarse en el (perdón por ser tan gráfico), sino el que te dice las cosas como son o a él le parecen.

        “Prefiero caer entre los buitres que entre las garras de los aduladores, porque los buitres sólo acaban con los difuntos, y los aduladores devoran a los vivos.”

        Y ojo, yo tiendo a ser adulador algunas veces, pero suele ser en un único concepto: decirle a la gente que es bella ò_ó En la medida de lo posible.

        Pero veo cada día unos ejercicios de adulación y veneración, que muero de espanto varias veces.
        Y la mayoría de las veces no ayuda a nadie.
        Si ves que un amigo no solo no escribe bien sino que es de espanto, no le dices que es fantabuloso, le dices que deja que desear y lo animas a mejorar.
        Si dibuja manos que parecen pies de orangután y cuellos de jirafa, pues igual. Y así con todo.
        Seguramente se enfaden y dejen de hablarte en muchos casos. Y seguramente se queden con los aduladores también en esa mayoría de casos. Pero peor es granjearse una amistad ilusoria en basada en mentiras y faltas de respeto.

        Yo ya tengo asumido que voy a seguir teniendo este tipo de discusiones y que me van a seguir respondiendo con las mismas frases hechas cuando se den cuenta que no pueden hacerme decir lo que quieren oir. Y me la repantifla, hablando en plata.
        Es muy cansado tener que vigilar lo que digo y como lo digo solo porque alguien pueda estar en desacuerdo y enfadarse con ello. Yo lo digo. Si te enfadas, me explicas por qué y me convences, ya me disculparé. Si te enfadas y puedo rebatir todos tus argumentos, ya puedes cantar misa :D

        Mira tú. Este iba a ser otro de tantos mensajes breves.

        PD: las confrontaciones suelen empezar por motivos estúpidos. Y acabar de la misma forma.

  3. Soulchainer me deja sin palabras. El equilibrio es algo difícil de alcanzar, pero más difícil es dialogar con alguien que no concibe el concepto ‘diálogo’ de la forma correcta. Seguro que has encontrado a gente que piensa que un diálogo es como un monólogo con unas pocas frases añadidas por parte del otro. También te has encontrado gente muy egoísta a la hora de comunicarse. Y lo peor de eso es que precisamente esos son los que van montados sobre una burra de la que se niegan a bajarse. :( “Lo estúpido” —que da lugar a las confrontaciones que separan a las personas y tal—, empieza cuando uno sólo mira por sí mismo y pretende llevar su verdad a todas partes como la verdad verdadera. Y ese narcisismo para mi es intolerable. Veo que para vosotros también =)

  4. Pingback: La eficacia de llevarse bien. | Dandelion's·

  5. Pingback: Avoiding regrets. | Dandelion's·

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s