Informar, o crear opinión

¡Buenos días a todos!

Visto lo visto, creo que la mejor forma de saber de un hecho es ir, verlo, analizar todo lo que se pueda y sacar las conclusiones, porque cada medio de comunicación da su versión, y algunos buscan que el lector piense igual que ellos. Si no se puede ir a los escenarios que producen las noticias (no podemos casi ninguno), es bueno comparar lo que dicen varios diarios, ya que cada uno transmite lo que ve (o quiere) según su capacidad, medios y/o intereses. O fiarse de un medio y ya está.

Toda esa relatividad hace de la información y su manejo algo estimulante. Cuando estaba en el instituto hicimos un experimento que nos dejó bien claro (después de reírnos un montón, las cosas entran mejor cuando estamos distendidos) que la información está sometida a tergiversación por el mero hecho de ser manejada por humanos. Digamos que ese es un punto débil. Entonces llegan los que saben sacarle partido a todo y hacen de esta debilidad su fuerte.

Aquí en Occidente hay medios cada vez más sensacionalistas; y lo infeliz del asunto es que muchísima gente los lee y se traga todo lo que dicen —así que los medios cuando saben que tienen ese poder, se reafirman en el sensacionalismo—. Mi impresión es que dentro de la comunicación, hay un sector bastante influyente cuyo objetivo es crear con sutileza una opinión en la ciudadanía y de paso, informar.

20130813-100233.jpg

Portadas de periódicos españoles. ABC (derecha), El País (Centro-izquierda), El Mundo (derecha).

Un ejemplo reciente de esto que a mí me molestó fue la forma de encajar las primeras noticias de la tragedia del tren de Santiago.

En los instantes posteriores al accidente, nadie sabe realmente qué ha pasado y en medio de la confusión todos los periódicos compiten para dar las primeras noticias como muestra de su buena calidad y potencia. Vale. Lo chirriante viene cuando llega el periódico de la izquierda y, ni corto ni perezoso, espeta que “el maquinista alardeaba de su gusto por la velocidad”. ¿Cómo se queda uno al leer esa frase, dicha por un grupo que quiere que creamos que el único culpable es el maquinista? Ha pasado algo muy grave como para verse con facultad de decir tranquilamente una cosa así. Si uno no piensa rápido en todas las variables que influyen en un hecho así, se traga lo primero que oye o lee.

Este es un ejemplo muy reciente y triste, no obstante, hay creaciones de opinión todos los días. Las consecuencias de este fenómeno van más allá de lo que ahora mismo puedo exponer en esta entrada, pero es probable que muchas de las decisiones tomadas actualmente en la sociedad corresponden no a los hechos en sí, sino a la opinión creada a partir de los hechos.

¡Muchas gracias por leerme!

Anuncios

4 Respuestas a “Informar, o crear opinión

  1. Es triste pero van a lo que vende, el morbo. Dan por culpable a un hombre sin pruebas y solo con conjeturas o lo que se “chismorrea”. Es triste que este tipo de información la den periódicos de renombre que al fin y al cabo deben dar la información siempre con pruebas y mostrando la realidad. Algunos me llamaran ingenua por esto… Como siempre la información es poder pero lo triste es que el poder se consiga con la información que sea sin escrúpulos. Es uno de tantos ejemplos que me hace cada vez más, leer menos o por lo menos si leo, creerme la mitad.

    • Me pregunto si la razón por la que lo más sensacionalista vende es porque es lo más fácil de creer, o porque al cerebro le entra muy rápido. Creo que en prensa cada vez más hay que distinguir el hecho de la opinión. Espero que siempre podamos comparar varios medios y tengamos libertad de opinar sobre lo que nos dicen. ¡Gracias por venir, Lilu! :)

  2. Estoy de acuerdo con tu reflexión, pero no hay que olvidar que un cierto grado de subjetividad (que no grosera manipulación de los hechos) es inevitable: no ya en el tratamiento de la noticia, sino en decidir qué noticia se trata. No creo que el periodismo deba renunciar a transformar la sociedad interviniendo en ella, y eso implica que el periodista (todos podemos serlo) determine el proceso de información optando por poner el foco en unas noticias y no en otras. Por otro lado, dentro de un mismo medio de comunicación podemos encontrar una gran variedad de “focos”: en ‘El país’, por ejemplo, pueden encontrarse de forma abundante noticias que sirven a una causa claramente progresista y otras que sirven a corrientes económicas totalmente reaccionarias. Es el ciudadano el que debe aprender a discernir.

    • La comunicación tiene más poder del que a veces imaginamos. Ahora que lo dices, tienes razón: el periodismo puede transformar la sociedad interviniendo en ella. Y eso justamente es lo que me entristece: que haya poderes que aprovechen el poder de los medios de comunicación para buscar adaptar a la sociedad a sus intereses. Pero como dices, el discernimiento requiere un aprendizaje.

      Gracias por tu visita :D

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s