Entrevista: “Para ser un niño, sí que sé”.

(Entrevista a un niño sobre asuntos que salen en los telediarios)

Cuando uno deja la infancia como mínimo, diez años atrás, no se plantea qué impresión tienen los niños sobre los temas actuales. Por eso cuando ayer hablé con este niño me sorprendí mucho; si todos son como éste, los niños entonces viven un realismo idealista sorprendente.

Los niños hablan con libertad de lo que saben.

Este niño es un cielo. Una vez le pedí que me aconsejara y creedme, su respuesta fue tan libre y sencilla que seguí su consejo. ¡Y me fue bien! Esta vez jugamos a las entrevistas. Sin comidas caras de restaurantes, ni famosos que llegan tarde, ni avisos de: “No responderá preguntas del tipo A, B, C”. Así da gusto. Escribo exactamente lo que el niño me respondió, con su lenguaje. Sólo he omitido las ocasiones en que repetía una palabra varias veces.

El niño está sentado en el sofá. Adiós iPhone.

espalda

Esther McQueen: ¿Por qué crees que la gente está enfadada?

Niño de 8 años: Porque el Gobierno les ha dejado tirados.

MQ: ¿Y tú estás enfadado?

N8A: ¿Yo? Por la gente que están así, chillando, yo creo que sí, necesitan justicia.

MQ: ¿Crees que los de fuera saben que el Gobierno es malo?

N8A: Yo sé que los de fuera lo saben porque Rajoy es el único que tiene el problema de España. Pero Rajoy yo sé que tiene la solución.

MQ: ¿Y por qué no la da?

N8A: Porque es un irresponsable, ya te lo he dicho.

Sí, ya me lo había dicho.

MQ: ¿Y cómo se trae justicia?

N8A: Tienen que convencer a todos los policías del país para que… para que expulsen al Gobierno y voten a otro.

MQ: O sea, un golpe de Estado…

N8A: Sí.

“Yo sé que los de fuera lo saben porque Rajoy es el único que tiene el problema de España.”

MQ: ¡Uuuh, sí que sabes, tío! ¿Cuántos años tienes?

N8A: Ocho.

MQ: ¿Tú qué piensas que la gente tiene que hacer? ¿Debe seguir enfadada?

N8A: No, que se tranquilice un poco y después convencer a los guardias. Si yo fuera uno de ellos, les diría a los guardias: ¿No veis lo que os han hecho? Rajoy se ha aprovechado de vosotros, que es verdad. Y sólo quiere usaros para que no le echéis a patadas.

A mí eso no se me hubiera ocurrido.

MQ: ¿Y qué opinas de la corrupción?

N8A: ¿Yo?… (bajito) ¿Qué es una corrupción?

Había olvidado lo dificil que puede ser explicar a un niño un concepto tan grande que los adultos damos por hecho.

MQ: La corrupción es… A ver cómo te lo explico… Cuando un gobernante se aprovecha de que tiene poder y coge más dinero del que tiene que coger. Y roba dinero a la gente —sólo le he hablado de la corrupción política; me dicen que explique algo más completo, lo que es la corrupción en sí—…

N8A: Qué raro, para ser un niño sé mucho.

MQ: La corrupción es todo lo malo y lo sucio…

N8A: ¡Ah, sí! Que significa jugar sucio y ser malo.

MQ: …Cuando alguien miente y quiere esconderlo, y cuando fallas a los demás… Es que es algo muy grande y hace mucho daño. Puede ser cosa de los gobernantes, que ganan demasiado dinero porque lo roban.

N8A: ¿Sabes que Rajoy es como el director de la escuela de Lemon Mouth?

Buscamos en internet, y vemos que es una película de Disney Chanel. Después de contarme el argumento de la película me doy cuenta de que el ejemplo no está mal. “Vaya, sí que es malo ese director”, admito.

MQ: ¿En el colegio habláis de los gobiernos?

N8A: En el colegio sólo la profe y los compañeros de clase. Pero cuando uno dice algo, ya todos empiezan a quejarse de Rajoy (pone mala cara). Cuando digo “Es que Rajoy…” solo por decir “Rajoy” ya empiezan a quejarse.

“¿Por qué gana el mentiroso?”

MQ: ¿Tú piensas que el Gobierno ha hecho alguna cosa bien?

N8A: (Niega con la cabeza)

MQ: ¿Y por qué se ha metido ahí entonces?

N8A: Espera un momento. Lo que tú me explicaste*, que uno dice: “yo os voy a dar trabajo”, y el otro dice: “os voy a dar dinero”, y el otro dice… Mmmm… “Yo voy a daros guardias”. Y el otro dice así y el otro así. Y después gana el mentiroso, pero el verdadero… el verdadero pierde. ¿Por qué gana el mentiroso?

¿Qué le voy a decir al enano? Ni yo lo entiendo.

MQ: ¿Y tú crees que en la tele dicen la verdad?

N8A: No.

MQ: ¿En serio? ¿Entonces lo que sale en la tele qué es?

N8A: Mira, si en la tele no vemos lo que están diciendo, es que es mentira; si vemos lo que están diciendo, es que es verdad. Como lo de José Bretón, que vimos la pistas falsas y eso es verdad.

No quepo en mi asombro.

MQ:  ¡Pues sí que sabes tú!

N8A: Para ser un niño, sí que sé.

MQ: Y tú quieres ser político?

N8A: ¿Político? Abogado.

¿A esa edad qué quería ser yo?

MQ: ¿Para qué?

N8A: (se ríe) Yo sé que a mí no me van a despedir. Y si tienen celos es que les ha dominado el espíritu maligno de Rajoy —me parto—. Bueno, que les ha infectado la cabeza, porque están mal de la cabeza.

MQ: ¿Y tú quieres ser rico?

N8A: Sí, por eso quiero ser abogado.

MQ: ¡Gracias por la entrevista! Te vas a hacer famoso.

N8A: Gracias a ti por entrevistarme… Si lo pones en internet… ¡Las fotos no! —”¡Claro que no! ¿Tú ves que te haya hecho alguna foto?” — Yo no quiero ser famoso, porque no van a parar los paparazzis. Yo solo quiero ser rico, no famoso. Rico.

Enorme. ¿A que si?

¡Gracias por leer!

*En noviembre de 2011 estábamos viendo los anuncios y las promesas electorales. Se acuerda bien, y me lo ha explicado correctamente a su manera.

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s