¿Es necesario recordar las normas cívicas en las ciudades?

Refiriéndome a carteles de “dejar salir antes de entrar”, “ceder el asiento a las personas mayores”, “no poner los pies en los asientos de los autobuses o los trenes”, “no fumar”, “no poner música alta que moleste a los demás”, etc.

Hola a todos,

¿Cómo estáis? Hoy quiero saber vuestra opinión con esta pequeña encuesta. ¡Os agradeceré la participación!

En el metro de Londres hay bastantes carteles grandes que recuerdan a los ciudadanos cosas simples como dejar salir antes de entrar, respetar a los trabajadores, no poner los pies en los asientos del metro, ceder los asientos a personas mayores y (obviamente) no fumar. A pesar de que en Londres prácticamente no hay papeleras, las aceras están muy limpias porque la gente tiene asumido que aunque tirar envoltorios al suelo sea la elección más cómoda, no es la más beneficiosa.

Neurosis in the city. ¿Es el estrés justificación de la mala educación de muchos? / Foto de internet.

Neurosis in the city. ¿Es el civismo algo que se asume y adjunta al estilo de vida, o es algo que se ejerce con cierto esfuerzo para olvidarlo en cuanto uno se ve sin ganas? ¿Es el estrés justificación de la mala educación de muchos? / Foto de internet.

Pero en esta ciudad hay individuos que se escudan en el cansancio o el enojo para imponer la idea del “respeto” como el lema “voy a hacer lo que me da la gana, y los demás, que se callen”. Honestamente, el estrés de la ciudad se hace más insoportable con gente así, que va “desinhibida” a costa de la incomodidad que ocasionan a su alrededor —hago constar que si una persona para sentirse liberada necesita molestar a los que tiene alrededor, se engaña a sí misma—. Si el requisito para estar cómodo fuera ese, todos tendríamos vía libre para echarnos al barro, ¿no? En una sociedad de personas supuestamente adultas, veo que algunas normas cívicas básicas se están dejando de lado, me pregunto si deliberadamente o por descuido.

Gracias por leerme y votar

Anuncios

11 Respuestas a “¿Es necesario recordar las normas cívicas en las ciudades?

  1. He votado “no serviría”, aunque estoy de acuerdo con que los haya.
    Supongo que esos londinenses mal educados sean una minoría en comparación con la mayoría española “desinhibida”, y eso se debe en gran parte a la muy escasa por no decir casi nula cultura democrática española.
    Aquí se piensa que lo público “no es de nadie”, en lugar de “es MÍO por ser de TODOS”.
    No es mío sino del “ESTADO” al que se identifica con la clase dirigente en un clamoroso y estúpido error que lleva a ésta a gobernar con una facilidad asombrosa (e indignante) muchas veces EN CONTRA de los intereses de sus electores.
    Los intentos por “educar a la ciudadanía” siempre han sido débiles y ahora mismo son inexistentes por interés de las élites.
    Entre el Londres (y otras ciudades europeas “del Norte”) que yo recuerdo y la España actual (y otras ciudades “del Sur” europeo), hay una gran distancia en lo respectivo a la convivencia, en lo de “vive y deja vivir”.
    (Tengo actualmente problemas con la conexión de Internet. Si deseas comentar algo sobre esta respuesta o sobre lo que consideres oportuno, te ruego me envíes un correo privado hasta que consiga arreglarlo. Gracias).
    Saludos.

    • ¡Hola Bruno, gracias por votar y opinar!
      Hay una especie de “rebeldía sin causa”, que está claro que es fruto de la confusión de algunos, y no beneficia a nadie. Por esa confusión (de pensar que “lo público no es de nadie”, por ejemplo) últimamente se tiene la idea de que el civismo y la educación son cosas antiguas, y por tanto, sobran. Mientras tanto los dirigentes pasan, sólo van a lo suyo
      (Espero que tu conexión se restablezca pronto)

  2. También he votado a “No serviría de nada”.
    Esos carteles sólo sirven y son tenidos en cuenta, precisamente, por las únicas personas que no las necesitan: las personas educadas.
    Entendiendo educación como civismo, claro.
    Por lo tanto, dilapidar dinero en llenar de cartelería de este tipo sólo serviría para eso: para dilapidar dinero público (algo en lo que, por cierto, nuestra administración es una de las más competentes).
    Sólo vería sentido a este tipo de cartelería en situaciones muy específicas y a las que personas de otras culturas podrían no estar acostumbradas (vamos, a ciertos turistas con costumbres distintas).

    De paso, remarcar que esto no se limita a las ciudades. Ejemplo: Mi (si hubiera civismo) precioso monte T_T
    Cartel de que cierto camino de tierra a la zona de caballos solo puede ser transitado por los coches del negocio, para evitar degradación. Pasa todo el mundo el coche. TODOS. La policia ambiental lo ve.
    La policia ambiental lo permite. Y de bicis yendo monte través teniendo sus caminos habilitados… O de basura por todos putos lados :(
    Otro ejemplo: mis vecinos de enfrente escupiendo desde el balcón a la calle, mis vecinos de enfrente sacudiendo el mantel por la ventana, alguno entrando en la cochera de enfrente a mear, gente dejando (ya no pasa) la bolsa de basura en mitad de la calle por no caminar un par de calles al contenedor, gente tirando basura en una casa abandonada justo enfrente de mi casa (anteayer la tapiaron, después de meses en esta situación, después de que un vecino mandara una queja al periódico, en la que se publica, junto a esta, una foto del responsable del ayuntamiento de que estas cosas no pasen y esa queja aparece todos los días, con contador de días sin solucionar y claro, seguramente el responsable no quería ver más su cara ahí o se acerca algún evento en el que participa).
    La propia administración no es cívica ni educada.
    La única forma de que se cumplan las normas de civismo es poner un guardia detrás de cada persona o custodiando cada zona donde se desee que predomine el civismo.
    Y esto es muy costoso, primero por el factor económico y segundo porque sería casi imposible encontrar ese número de guardías y que fueran personas educadas y cívicas (sin ánimo de ofender, pero por experiencia, aquí, están a la par en esto de mearse sobre el civismo).

    Ser cívico es muy fácil. Pero ser incívico es muy cómodo y muy “mis cojones por delante” / “molón”. Y sabemos que mucha gente tiene en alta estima sus cojones.
    Yo no necesito que un cartel me diga que está bien y qué está mal.
    Estoy educado para apreciarlo por mí mismo.

    • Hola Soulchainer, tienes toda la razón. Los dirigentes toman partido (queriendo decir que dejan de pasar del tema del civismo y la limpieza) cuando quieren quedar bien. Siempre que viene alguna visita de alguien interesante para ellos, la ciudad queda muy limpia, pero como has dicho, cada vez hay menos educación. El fallo está en las personas, que prefieren ir a “lo cómodo” a ir a “lo bueno”, aunque “lo cómodo” sea incómodo para todos los de alrededor.
      ¡Gracias por votar!

  3. No sirven más que para que a algunos se les ponga la cara roja pero aún así no cedan su asiento a personas mayores, embarazadas o ejemplos similares en los que la necesidad de sentarse no es por gusto, por ejemplo. Educación es lo que falta no carteles de recordatorio…

    • En Londres vi que las personas mayores pedían el sitio a los jóvenes, porque ahí la gente que necesita los asientos tiene autoridad para pedirlos. Y ¡ay del mozo como no se levante!
      No sé en qué momento hubo gente que se cansó de ser educada…
      Gracias por votar, Lilunatica :)

  4. Pingback: No se admiten insultos | Dandelion's·

  5. Cada uno es responsable de las consecuencias en su comportamiento, bien de manera directa o indirecta. Sabemos comportarnos y, lo hacemos dependiendo del interés personal de cada uno frente a una situación concreta.
    Pero, ¿QUÉ PASA CUANDO ES NECESARIO EL CARTEL?
    En mi opinión, es simplemente una forma de combatir el espíritu, o dicho de otra forma, combatir el carácter destructor de algunas personas, niños o mayores que, encontrándose confusos en su propia identidad, ya no saben estar y, precisan de un elemento sustentador (un cartel) para controlar así sus impulsos.

    • Entonces el cartel es un elemento de control para que nadie tenga excusa para descontrolarse. Pero hay personas a las que les gusta “romper las reglas” por gusto… Creo que la solución también es educar y no dejar a la gente pensar que puede hacer lo que le da la gana.
      ¡Gracias Mar!

  6. Pingback: Despertaron… y se volvieron a dormir | Dandelion's·

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s