Maleducados a cargo de la educación, II

Incordiar es de cínicos.

Si todos los gestores de la educación pública en España tuvieran por ley a sus hijos en colegios públicos —y no en privados, como sucede en realidad— el sistema educativo sería más respetado. ¿No es peligroso que algo que es de todos sea manejado por quienes no lo viven ni siquiera indirectamente? De cumplirse la primera idea, no serían necesarios los colegios privados donde supuestamente la calidad de la enseñanza es mejor.

Nos hubiéramos ahorrado estos quebraderos de cabeza.

Y yo hoy estaría hablando de otra cosa.

De las patadas de Wert al sistema educativo dudo que España logre recuperarse en los años que sigan a la jubilación del ministro. A pesar de que España hizo todo lo que pudo, no es un país que pueda presumir de sus inversiones al sistema educativo, porque éstas, por varias causas, no le permitieron estar a la altura de países del norte de Europa como Francia o Suecia. Pero ahora mismo, siendo realistas, desconcierta que un país consolidado como éste esté retrocediendo así de rápido, como si se avergonzara de sus avances.

"Los hijos de los obreros queremos estudiar". Manifestación hace unos 40 años / Foto de internet

HACE UNOS 40 AÑOS: “Los hijos de los obreros queremos estudiar”. Manifestación por el derecho a estudiar / Foto de internet

¡Justo ahora, que la universidad estaba democratizándose y logrando ser por fin un derecho humano! Justo ahora que muchas casas tenían la oportunidad de mandar por primera vez a un hijo a la universidad (sí, ahora). Los déspotas sentenciaron que eso era algo demasiado bueno para ser aceptado, no podía ser. Por lo alarmante de ver a tanta gente con la oportunidad de tener una formación académica, era necesario tomar medidas urgentes, para mantener la separación entre cínicos y pobres que evita que los primeros tengan insomnio.

Ya que no se acaba con el escándalo de las fugas de capitales, que no deja que el problema económico del país se solucione, hay que hacer que se hace algo. Aunque sea incordiar.

La tranquilidad de los cínicos incluye la ola de desesperación que ha alcanzado a más de 10000 universitarios, y ha impedido la entrada a otros miles en la universidad. Wert, ante la angustia, ya se encargó de dar sus particulares ánimos: primero, proponiendo reflexionar a los alumnos que tuvieran nota media inferior a 6.5; y ahora, alegando que  “siempre existe una alternativa dentro del sistema”  para los que no puedan permitirse ir a la universidad. Todo por no querer asumir que cuanto mejor es la formación de los ciudadanos, mayor es el desarrollo del país a medio y largo plazo. Pero vamos a lo penoso, a una maltrecha educación primaria y secundaria que termina en una universidad a la que sólo se accede si se tiene mucho dinero. Me pregunto con qué derecho, porque ninguna universidad española pertenece al grupo de las 200 mejores del mundo.

Pero ante el peligro hay que conseguir el medio necesario para alcanzar el fin (o el fin en sí mismo): dinero. Dinero para permanecer en la universidad. Mucho. Y rápido. Sobre los casos desoladores de gente que tiene graves dificultades para permanecer en la universidad no os voy a decir algo que no sepáis ya. Y es una humillación, porque hace 40 años la gente luchaba por algo que nunca se había tenido, y ahora luchamos contra las mentiras de quienes pretenden destruir el estado de bienestar al imponer unas reformas ideológicas.

Una de las cientos de manifestaciones que hay en España desde que el Partido Popular gobierna, en contra de la nueva ley educativa / Foto de la huelga del 24 de octubre.

HOY: Una de las cientos de manifestaciones que hay en España desde que el Partido Popular gobierna, en contra de la nueva ley educativa / Foto de la huelga del 24 de octubre.

Ha quedado demostrado el fracaso del gobierno de Rajoy, ejemplo mundial de lo que no hay que hacer; entonces ¿qué sentido tiene continuar con una política de reformas que ha quedado desacreditada incluso por los que en su día la propusieron? Estamos en un panorama en el que los gobernantes del Partido Popular han tomado partido contra el pueblo, dejando lo de “partido popular” como una ironía (¿o fue siempre una ironía?). Pero ellos aseguran que lo que hacen es bueno, y que estamos progresando; es lo que tiene creerse las propias mentiras. Lo fundamental es que el pueblo no las admita, puesto que el día que creamos en las mentiras de los cínicos, haremos justamente lo que ellos desean: dejarlos cómodos.

Si una sociedad dejó el pasado atrás es porque ese pasado no era bueno. No tiene sentido volver a él.

—♦—

Anuncios

Una respuesta a “Maleducados a cargo de la educación, II

  1. Pingback: 2013 :: no darás nada por sentado | Dandelion's·

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s