La confrontación como arte

“Si la confrontación fuera ajedrez, tú serías un maestro” —le confesé un día a SmartBoy.

¡Hola bella gente! Yo no sé jugar decentemente al ajedrez, pero tengo entendido que este juego —que por cierto, para mí no es un deporte— es una batalla en la que hay que ser bastante tenaz, avispado y no dejarse llevar por el cansancio o la tensión del juego; por eso cuando entro en el ámbito del arte de la confrontación no puedo evitar hacer un símil entre éste y el ajedrez.

El ajedrez me atrae. Para la próxima vez que tenga derecho a pedir regalos, pediré uno | Foto de internet

El ajedrez me atrae. Para la próxima vez que tenga derecho a pedir regalos, pediré uno | Foto de internet

La capacidad de enfrentarse sin miedo a alguien y hacerlo bien expone una virtud que en pocas personas logramos encontrar, y eso es admirable para mí. Normalmente nos encontramos escenarios en los que varios empiezan debatiendo y conforme pasa el tiempo el ambiente se tensa, se crispa y al final se rompe. Primero porque impera la fea costumbre de escuchar a la otra persona hasta que vemos que ha llegado el momento de interrumpirla, y segundo, porque en cuanto nuestro hablante dice algo que no nos encaja, muchas veces nos tensamos demasiado, como si el otro de repente se hubiera convertido en el enemigo. Tercero, porque hay gente que intenta imponer su punto de vista, y eso resulta incómodo.
Cuando se debate sobre un tema de actualidad que no atañe la vida personal, las diferencias de opinión, siempre que no sean escandalosas, no necesitarían ser tomadas tan a pecho hasta el punto de convertirse en líneas divisorias, por mucho que parezca —dentro de los límites del respeto— acalorarse el debate. Señalo esto porque los hay que reaccionan exageradamente, como si la otra persona les estuviera atacando, y en un momento inesperado se ven con facultad de atacar al otro en defensa propia. ¿Es posible estar en total desacuerdo en algo, discutir sobre ello y que después de la conversación los hablantes sigan llevándose bien? Creo que sí, pero depende de cada uno y de su capacidad para diferenciar una crítica de un ataque hacia la persona.

Desarrollar esa capacidad es un desafío personal, que forma parte de lo que yo llamo “pensar en grande”. ¡Nos vemos pronto! Gracias por leer =)

Anuncios

5 Respuestas a “La confrontación como arte

  1. Hola!
    Respecto al ajedrez estoy en parte de acuerdo: no es un deporte al uso. Pero tampoco es “un juego”. es EL JUEGO.
    A pocas cosas he dedicado más tiempo en mi vida para llegar a ser un jugador muy mediocre.
    Llevo años “retirado” de los tableros, pero la droga es la droga y no soy capaz de pasar ante una partida sin pararme a examinarla.
    Respecto a la -digamos- “técnica de discusión”, creo que es evidente que, usando comparaciones televisivas, el estilo “LA CLAVE” está muerto y enterrado e impera por doquier el modelo “TELECINCO”. Es decir, lo peor ha sucedido.
    Un saludo.

    • Hola Bruno,

      Ojalá supiera jugar al ajedrez, yo ni tengo idea de las estrategias: para Reyes (o sea, cuando vaya a comprar) he pedido un ajedrez y alguien con quien jugar. ¡Me fascina!

      El formato telecinco impera creo que porque es el que menos capacidad de razonar y respetar al otro requiere. Y tienes razón, nos está pasando lo peor. ¡Gracias por opinar!

      >

  2. Mmmmm… Ten cuidado con lo que pides, puede que se te conceda.
    El JUEGO del ajedrez puede convertirse en adictivo para almas débiles como la mía, y si te llega a fascinar te advierto que puede ser muy absorbente.
    . Te sugiero que cuando aprendas sus sencillísimas normas no vayas mucho más allá de lo que tu planteamiento vital quiera dedicar a “pasatiempos”. Hablo en serio.
    Hace tres años que no veo televisión. Internet entró en mi vida y como el día tiene 24 horas hubo que prescindir de cosas superfluas. Nada mejor que la TV.
    Alguien dijo que “hay vida después de la TV”. Yo me atrevo a afirmar hoy que LA VIDA EMPIEZA CUANDO ACABA LA TV.
    Saludos.

    • ¡Gracias por la recomendación, Bruno! Quisiera aprender, pero de modo clásico, porque creo que jugar por internet no se me va a dar bien. Y estoy de acuerdo contigo en lo que has dicho sobre la TV.
      Un saludo =)

  3. Pingback: El espejo tiene algo que decirte | Dandelion's·

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s