Filosofías bonitas que chirrían.

Están con las frases bonitas que nos lavan el cerebro. Hay una frase que cada vez que la veo me chirría. Como suele pasar, es muy famosa, y muchos la corean en sus twitters o en sus estados de  whatsapp (no les cabe, por cierto). Hasta ahora la había dejado pasar, pero la he vuelto a ver y no he podido con ella:

“La vida no es esperar a que pase la tormenta, es aprender a bailar bajo la lluvia.”

Sólo faltaba poner “y cantar”. En esta frase primero faltan datos; yo la veo así y me imagino a una persona bailando bajo la lluvia despreocupada y sin paraguas. No enfurezco ante ella, pero honestamente, no se la enseñaría a mis hijos. También pienso que la frase en sí no corresponde con las interpretaciones que le dan. La cuestión es que estoy de acuerdo con la primera parte, aunque con la segunda no puedo sencillamente por pragmatismo. En este contexto, ya que estamos ante una tormenta que denota algo negativo —y el dilema está en ver si esperar a que pase—, ponerse a bailar debajo no lo veo rentable. En la misma vía, según lo que entiendo aquí, “aprender a bailar bajo la lluvia”, es resignarse y acomodarse en lo adverso, pero con una sonrisa. Como cuando una chica se obliga a ser feliz y sonreír al lado de un perdedor porque “al menos se casó”. Es una opción respetable y quizá sea buena. Yo la veo frustrante. Si la actitud lo es todo, ahí veo una forma no muy efectiva de lidiar con un revés.

Para mí la frase buena es:

“La vida no es esperar a que pase la tormenta; abre un paraguas y sigue andando.”

Y quien quiera bailar mientras está cubierto con el paraguas, que baile.

¿Qué opináis?

Anuncios

3 Respuestas a “Filosofías bonitas que chirrían.

  1. Estoy de acuerdo.
    Una cosa es “capear el temporal” y otra sentirse a gusto debajo de él.
    Se capea el temporal esperando que escampe. Pero sentirse a gusto en el es demencial. Y una cosa es dejar que te salpiquen unas gotas para sentirte vivo y otra bien distinta dejar que te cale hasta los huesos a diario, exponiéndote a una pulmonía mortal :)

    Es como esa subnormalidad del último anuncio de Frenadol. Que la mujer no ayuda a su marido porque no tiene frenadol a mano y fuera llueve. Porque en su estirpe se protejen de la lluvia con el caro medicamento, no con paraguas, oye… xD

    Así que sí: donde esté un paraguas… xD

    Y dicho esto, te dejo el mío:

    “La vida no es esperar a que pase la tormenta, es enfrentarse a ella y dejarla atrás.”

    Y “La tormenta perfecta” nos ha enseñado que justo tras la tormenta hay una captura de peces espada y atunes del copón… xD

    • ¡Del todo! Me gusta tu cambio de frase.

      Yo tampoco soporto ese anuncio de Frenadol, si fuera alguna crítica de esas que sacan punta a todo, diría que fomenta el egoísmo y la desunión entre los matrimonios. Si querían que comprara ese medicamento, que conmigo no cuenten.

      ¡Gracias por opinar! Menos mal que no soy la única que discrepa con la frase :)

  2. Pingback: Claridad, por favor | Dandelion's·

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s