El día que toca discutir con alguien estúpido

  • Porque no hay más remedio.

  • Las dudas sobre si vale la pena o no seguirán revoloteando sobre la cabeza por lo menos un rato.

  • Pero a esas alturas la molestia de las dudas es la menor de las preocupaciones.

Los sabios dicen que no hay que discutir con ciertos individuos de inteligencia limitada* dada la nula posibilidad de obtener algo diferente a un disgusto. Seguramente tenéis cerca o habéis tenido a alguien del que normalmente se pasa cuando se pone burro porque de lo contrario se genera una trifulca que se alarga hasta la exasperación. “Los locos” a los que “se les da la razón”. Curiosamente tienen más escándalo que carácter, pero se les evita primero porque la energía vital es limitada, y segundo, no conviene desperdiciar tiempo en discusiones que no llevan a nada.

Eso por un lado. No obstante, la actitud de avoiding conflict tiene efectos secundarios. Comenzando por el no admitido conflicto interno de quienes han de aguantar a un ser tirano cerca, seguido de la vía cada vez más libre de quién actúa con malicia. Entre las conversaciones con SmartBoy un día estuvimos de acuerdo en que una persona maliciosa busca ver hasta qué punto puede molestar sin que alrededor se genere una resistencia. O sea, ver hasta qué punto la gente le aguanta. Aquí me permito hacer un inciso y señalar que resistir directamente no es la asamblea de afectados que se junta con cierta frecuencia para despotricar/desahogarse. Personalmente tengo una especie de ley: si me veo en la necesidad de hablar enfadada de una persona es únicamente para aclarar las ideas y ver la forma de enfrentarme a ella; en caso de no irme a enfrentar o planear un cambio de situación, o sea, enfrentarme a ella con mis acciones, no me quejo.

No gusta tener que explotar para poner a cierta gente en su sitio, aunque creo que si no se explota no se muestra la firmeza suficiente

No gusta tener que explotar para poner a cierta gente en su sitio, aunque creo que si no se explota no se muestra la firmeza suficiente

Pero a veces no queda más remedio que mostrar firme intransigencia, no por querer pelear, sino porque se hace urgente poner un límite al abuso. Mariló Montero, el hazmerreír del periodismo en España, un día se vio con vía libre para decir lo que pensaba sobre los desahuciados y ya que estaba, dejó caer su opinión sobre la gente negra— “negrito” es un término ofensivo—. Poco después, más de medio millón de personas había leído la “carta de un ‘negrito'” que se le dirigió. El autor resulta ser el cofundador de destinia.com, una agencia de viajes en la que seguramente Mariló ha buscado o comprado algo (y seguramente desde ahora bastante más gente). Pues bien, Amuda Goueli tuvo que perder parte de su valioso tiempo en responder a la provocación de una cabeza hueca. Lo hizo de un forma educada y elegante. No sé si demasiado elegante para que la desdichada se diera cuenta de su torpeza.

Mi opinión sobre temas como este es que si una persona tiene la desfachatez de abusar de quienes tiene alrededor, los damnificados tienen el mismo derecho y más a oponerse. Aunque los efectos de esa oposición pueden variar en función de la presencia (o ausencia) de sentido común. Hay gente que cambia a partir del momento crítico; hay gente que se viene arriba. Pero como dice un amigo que con sus tés verdes va a alargar mi vida 5 años, “a cada cerdo le llega su San Martín”.

Quizá el San Martín hay que traerlo.

Me gustaría saber vuestra opinión. ¡Gracias por leerme!

—♣—

*Por si acaso dejad que haga constar que la inteligencia para mí está poco asociada a los altos cocientes intelectuales. Estoy rodeada de individuos que son unos máquinas académicamente, y justamente a partir de ahí muestran torpeza tras torpeza. Y añado que el trato se hace exactamente como he descrito arriba gracias al orgullo fundado en números y comparaciones altaneras con  los números de los demás.

¡GRACIAS POR LEER! SI TE HA GUSTADO ESTE POST POR FAVOR AYÚDAME A HACERLO LLEGAR A MÁS GENTE CON LOS BOTONES “ME GUSTA” Y ENLACES A LAS REDES SOCIALES. Y TAMBIÉN SUSCRÍBETE PARA ESTAR AL TANTO DE LA PUBLICACIÓN DE NUEVOS ARTÍCULOS =)
Anuncios

6 Respuestas a “El día que toca discutir con alguien estúpido

  1. Buenos días, McQueen.
    Casi me tengo que remitir a mi comentario a tu post anterior: ¿Qué diablos me importa lo que opinen otros de ciertas cosas?.
    Hay muchas más de tres mil millones de materias de las que tengo un conocimiento muy leve o ninguno, y no se me ocurre debatir -mucho menos “discutir”- sobre ellas con nadie por motivos que me parecen obvios: ignorancia y posible carencia de interés.
    Peeeero tod@s conocemos gente a la que encanta sacar punta a un círculo y meterse en “jardines” debatiendo como expertos en materias que casi ignoran.
    ¿Cómo portarse entonces?. Personalmente pongo cara de Homer Simson meditando y desconecto.
    Si conozco lo suficiente del tema a debate y veo una opinión no solo errada sino porfiante en el error… pues depende del tono de la discusión: si hay que “poner las pilas” al porfiante, pues se le ponen, y se hace a tenor del tono más o menos agrio de la discusión. Si se requiere educación en el debate, pues se sigue esa corriente, si no… pues tu misma, McQueen.
    A veces un buen “corte” te evita más debates con el presunto “ofendido”, con la consiguiente ganancia de tiempo para cosas importantes.
    Saludos.
    P.D.: El te verde no se si te garantizará 5 años más, pero yo lo tomo porque está muy bueno.

    • Cuánta razón tienes Bruno, agradezco y aprecio tu opinión. Es verdad que hay que pasar un poco de la gente que no aporta, por salud y por ahorro de tiempo. Aunque esa regla tenga sus excepciones…
      ¡Gracias por venir!

  2. Pues opino que a palabras necias oídos sordos … y que no hay más ciego que el que no quiere ver … así que … haz caso a nuestro querido proveedor de tés … :) con paciencia llega San Martín … :D
    mientras esperas … rodéate de gente que te quiera … véase YOP :D

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s