Seis tipos de amigos con los que debes dejar de quedar

para que te vaya bien.

Puede que la gente con la que debes dejar de quedar sea la razón por la que hoy estás quemado sin saber por qué. Lo característico de una relación que te quema es primero, que lo hace poco a poco, aunque hay gente que a pesar de haberles calado desde el principio, necesita un momento clave para que las puertas de tu vida se abran gloriosamente y les dejen salir. Segundo, tienes una lista de cosas desagradables —ojo, no fallos, fallos tenemos todos—que sabes a la perfección, pero sólo sacas a la conciencia cuando te enfadas con esa persona. Gente con la que NO debes quedar excluye a las personas con las que no quieres quedar por razones obvias. Digamos que este post obedece al refrán “Señor, líbrame de las aguas mansas que de las bravas ya me libro yo”.

A la gente falsa siempre, tarde o temprano se le cae la máscara. En cuanto eso suceda vete, antes de que recojan la máscara y se la vuelvan a poner.

Eso dije hace poco en Twitter. Ahí va mi lista. Seguramente es ampliable.

  1. Alguien que te ha dado plantón. O que cancela las citas con demasiada frecuencia. Entiéndase “dar plantón” como “desaparecer sin previo aviso”. Añadamos “tener la desfachatez de esperar a que le pidas explicaciones”, y pongamos la guinda con un “y no disculparse”. Hazte un favor, no le des una segunda oportunidad, volverá a darte plantón. ¿No me crees? Queda otra vez. Si te da plantón una vez, lo hará las siguientes. Y por mucho que te dé excusas, sus acciones han dicho “no me importas lo más mínimo. A ver si así te das cuenta”.
  2. Gente que hoy te adora y mañana te ignora. Inciso: carácter inestable es carácter que oscila sin sentido. Una mala racha puede tenerla cualquiera, pero un voto de confianza para una persona que conoces bien, acompaña. Pero la gente que adolece de insolencia no es de fiar, por muy vivaracha que pueda mostrarse un día. Lo mejor que te puede pasar con alguien así es que los planetas se alineen y el día que quedes con él o ella esté en la cresta de la ola y te alegres tanto que hasta pongas la foto de los dos como tu foto de perfil de Whatsapp. Lo peor es que el día de la siguiente cita engroses la lista del punto 1 y hayas visto dos horas de tu vida pasar ante tus ojos. Para nunca más volver.
  3. Gente que “quiere ser como tú“. O que afirma que sois iguales. No, por favor. No. Di a tu ego que no se deje engañar; te sentirás observado por un ojo que es una simbiosis entre un fan acérrimo y un juez inmisericorde. Si algo te insta a ponerte a la defensiva, hazlo: la línea entre la adoración y la condena es muy delgada, y lo peor es que es invisible, se mueve, y es curva. Puede que un día te diga que “le has decepcionado” y la situación sea como cuando Christian Grey se quejó de que le dolía la mano porque había pegado a Anastasia.

    No me digas que no has gritado de exasperación alguna vez con gente así | Foto de internet

    No me digas que no has gritado de exasperación alguna vez con gente así | Foto de internet

  4. Amigos con los que te aburres. Es que cuando quedáis la conversación gira completamente en torno a ellos, ellos, ellos. Porque solo piensan en sí mismos.  Y normalmente solo tienen penas que contar. ¡Destierra el complejo de Mesías! Por lo que haces tú hay gente que cobra 50€ la hora. Contigo puede que crean que encima te están alegrando la tarde. Y tú acabarás la conversación con únicamente fuerza para meterte en la cama. Eso resiente bastante. Que conste que estoy diciendo “solo”, no me leas mal aquí. Los amigos están para lo bueno y para lo malo, un día o dos, o siete de contar penas y ayudarse es de amigos; estar con lo mismo todos los días sin hacer absolutamente nada para cambiar lo que produce esa pena es tener malas intenciones.
  5. Gente cuyo tema de conversación es los trapos sucios de los demás. Tú no serás el trapo limpio precisamente. Tengo cierta reticencia hacia los chismosos porque un día puedes pelear con una persona así (que curiosamente se habrá hecho tu BFF), y todo lo que le dijiste sobre lo que sea, acabar exagerado y contra ti… o sea, tus secretos pasar a ser de dominio público.
  6. Gente que no sabe mantener una amistad. Una cosa es amistad, otra es “servicio de psicología esporádico gratuito a domicilio cuando me siento solo y me acuerdo de que existes”. Cuando acaba la sesión pasan olímpicamente de ti hasta la próxima depresión. Verás que esa gente es un poco caradura; probablemente no piensen en tu situación a la hora de concretar una cita, sino que querrán que vayas tú a donde más les conviene. Esa gente sale de tu vida en cuanto decides aplicar los principios de integridad, dignidad y justicia. Expresado con más sencillez, esa gente sale de tu vida cuando asumes que los carros de dos se tiran entre dos, y que el carro en cuestión ha sido tirado únicamente por ti, hecho que te ha dejado mal. Vamos, cuando ves que durante un tiempo la única persona que ha hecho los esfuerzos has sido tú. Pero si quieres la prueba definitiva, prueba a hacer una reivindicación y analiza la forma de responder: si la otra parte reacciona poniéndose a la defensiva y exigiéndote algo, o de cualquier otra forma divisoria, ya tú sabes.

Yo creo en la influencia que tienen las relaciones personales sobre el modo de vivir, por eso los cambios reales hay que hacerlos sin miedo a perder. Por miedo a quedarse solas millones de personas han perdido cosas más importantes, como la dignidad. Y si algo he podido aprender, entre otras cosas es que el tipo de amistades que uno tendrá dependerá del grado en que uno se muestre como es. Lo bueno de esto es llegar a un punto de la vida en que no te arrepientes de lo que hizo que mejorara tu criterio.

¡Gracias por leerme!

 

¡GRACIAS POR LEER! SI TE HA GUSTADO ESTE POST POR FAVOR AYÚDAME A HACERLO LLEGAR A MÁS GENTE CON LOS BOTONES “ME GUSTA” Y ENLACES A LAS REDES SOCIALES. Y TAMBIÉN SUSCRÍBETE PARA ESTAR AL TANTO DE LA PUBLICACIÓN DE NUEVOS ARTÍCULOS~
Anuncios

10 Respuestas a “Seis tipos de amigos con los que debes dejar de quedar

  1. Pingback: Por qué hablar de uno mismo | Dandelion's·

  2. Pingback: Señales de que tienes que cambiar de vida | Dandelion's·

  3. Pingback: 7 cosas que te has quitado de encima al llegar a la madurez | Dandelion's·

  4. Pingback: La religión de la gente de éxito | Dandelion's·

  5. hola, llegue aqui porque algo me invade…siempre he sido muy sociable y amigos no me faltaban…me encuentro cada vez mas a mi tema ( es lo que tiene crecer y ir haciendo cosas para mi ) pero me encuentro que, al quedar con la gente que solia quedar..mucho mensajito pero terminan diciendome que no a ultima hora. es cierto que a dia de hoy vivo a media hora de la ciudad donde he vivido siempre..pero tengo vehiculo y no rechazo moverme, pero es que tampoco me lo proponen. intento serenarme y pensar que todos tenemos nuestras cosas y vamos haciendo..pero no lo entiendo! no considero ser una persona tan horrible, porqu3 no me dicen entonces a la cara NO puedo quedar. o NO quiero quedar.? pienso a veces que algunos tienen miedo a decirlo claramente? creo ser bastante rqzonable y decir, ok no pasa nada nos vemos otro dia…

    nunca he comentado un sitio asi…pero esque leyendo me di cuenta que reconozco mis relaciones en casi todos los puntos de tu relato, y no pude evitarlo jeje

    si hay alguien que pueda sentirse asi y sabe como meterle ovarios…que diga algo si quiere. chao y gracias!

    • ¡Hola Marta! En primer lugar: has hecho bien diciendo lo que ocurre, gracias por hacerlo. Si te he entendido bien, has visto que al crecer y cambiar tu estilo de vida, ves que tus relaciones de amistad están cambiando sin que puedas controlarlo. Es algo que ocurre con mucha frecuencia, por suerte o por desgracia, tranquila. Si
      Me permites un consejo, algo que podrías hacer:

      1- Has cambiado un poco, eres distinta, piensas de otra manera. ¿Quieres mantener esas amistades? Quiero decir, a lo mejor las relaciones que antes de llenaban ahora ya no lo hacen. Si la respuesta es sí:

      2- Hablar francamente con tus amigos (si puede ser por voz…) y que les quede claro que quieres quedar con ellos pese a todo. Si siguen así… lo mejor sería let them go

      3- Si la respuesta es “no”, o ves que te da pereza, o ves que esas relaciones de amistad no te llenaban en realidad creo que es tu oportunidad de hacer nuevas amistades en tu nueva ciudad. Ojo, intenta no resentirte con los anteriores amigos… la vida tiene etapas, hay gente que viene y gente que va. Todos tienen una función y un tiempo de estancia —a veces hay que cerrar un libro para abrir otro—

      ¡Un saludo!

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s