Las mentiras que te cuentan sobre los parisinos

Quienes necesitan aprender de ellos.

El 90 por ciento de los conocidos míos que dicen conocer París solo ha sabido decirme sobre los parisinos que son bordes, estirados y que te responden en francés. Mis días en París han desmentido todas esas leyendas, y además, he entendido por qué se permitieron albergar en sus cabezas semejante mentira. Me vais a hacer caso a mí, que vengo de París y estoy encantada con el exquisito trato que he recibido de los parisinos con los que me he encontrado.

En esta preciosa ciudad, que gana a las de la cultura anglosajona —os lo dice quien hace unos años discrepaba con SmartBoy cuando hablábamos de la rivalidad entre las dos culturas—, los ciudadanos ni son maleducados, ni muy suyos. Son personas más educadas que quienes les prejuzgan, pero ello no obsta para que no se pliegan al grosero modo que los de aquí tienen de abordar a un desconocido. Ese chillón “perdoneeee” de cara fea, seguido de un “¿el museo del Louvre?” es ofensivo. Y abominable es la  ausencia de un simple “gracias, hasta luego” y una sonrisa, porque muchos españoles, tras recibir la respuesta a sus preguntas se dan media vuelta y se van a lo suyo* con cara de buana imposible de satisfacer. Vale que con el inglés debería ser suficiente, pero un español no tiene el derecho de exigir que en Francia se le entienda con su inglés perezoso de zafio acento, cuando la mayoría de los extranjeros angloparlantes que se ven en España denuncian que este es un país en el que la mayoría de las instituciones no conocen otro idioma que no sea el propio, pero encima se jactan de ello porque “estamos en España. Y se habla español”. Por esa regla de tres es fácil ver que en Francia se habla francés, y lo mínimo es abordar a sus ciudadanos en ese idioma. Lo siguiente a lo mínimo es tener modales y ser más diligente: no ser vagos y dejar sólo al “excusez-moi”, pensando que eso ya lo tienen que aceptar por obligación, sino decir “excusez-moi, bonjour monsieur/madam. S’il vous plait…”.

Y no me llaméis pija: el mundo mejoraría si no se toleraran los malos modales.

Mi experiencia me obliga como mínimo a no tolerar los comentarios que fomentan los tópicos contra los parisinos. Obviamente, quien espere que todo sea como tan perfecto como en una película se merece el chasco que se va a llevar- | Foto de Esther

Mi experiencia me obliga como mínimo a no tolerar los comentarios que fomentan los tópicos contra los parisinos. Obviamente, quien espere que todo sea tan perfecto como en una película se merece el chasco que se va a llevar-. | Foto de Esther

Yo sé inglés pero no sé francés; estudié durante tres meses para este viaje. Y hacerlo fue una de las mejores decisiones, pero de no haberlo hecho, ¿tendría el derecho de acusar a los parisinos de estirados porque no me hago entender? Primero, eso sería una falsa generalización gratuita de las que deberían estar ya extinguidas y contra la que todo el mundo predica. Pero ahora os responderé, que os veo venir. Sí, en París se habla inglés. Bien. Y español, señores. Pedir inglés a los candidatos a puestos de trabajo que están de cara al público tiene un fin visible. Cuando mi pobre francés llegaba a sus límites los parisinos, en caso de saber, me empezaban a hablar en inglés e incluso en español, sin perder en ningún momento el saber estar.

Todo esto de forma inevitable me ha hecho percibir que entonces el error que ha inducido a tanta problemática es triple:

  • Primero se prejuzga basándose no sé en qué.
  • Segundo, se va al lugar ya a malas, con el objetivo de confirmar el prejuicio. Para ello se busca a toda costa un caso aislado para convertirlo en una muestra representativa. Y si no se encuentra, se hace (se aborda a alguien con grosería para que la persona muestre una intransigencia que será tomada como antipatía). Suele pasar que cuando uno está obsesionado con un “defecto”, sólo se fija en cosas relacionadas con él, y llega incluso a ver faltas donde no las hay. ¿Por qué? Orgullo.
  • Tercero, con el prejuicio confirmado ya tiene licencia para decir “los parisinos son tal”.

No puedo evitar preguntar cómo desde aquí se ha osado acusar a gente de la que se debería aprender, no todo, pero al menos lo bueno. Yo tengo menciones especiales a los parisinos que respondían a mis “perdóneme por mi francés, estoy aprendiendo el idioma” con un sonriente “¡tranquila! Tu francés está bastante bien”, a los amables y alegres camareros de Le Saint Germain , y a los de Gusto Italia que nos hablaron en español, a la gente que perdía un tiempo que no tenía por qué perder en indicarnos cómo llegar y nos acompañaba, a La Chica Que Vivía Sin Miedo (ella merece un post entero), que nos salvó la vida en un tren que se perdía por los bosques llamando a un taxista, negociando una bajada de precio del taxi y acompañándonos hasta el vehículo, sin que se lo pidiéramos. Y a la mujer francesa que hablaba español con acento argentino, que de repente apareció para ayudarnos porque desde el otro lado del RER nos había oído.  Una forma de ser basada en esos principios que no deberían perderse.

—♣—


*Sin decir gracias. ¡Que los demás no tienen la obligación de responder! Debería dejarse de lado esa molesta soberbia y empezar a apreciar lo bueno. Los principios no entienden ni de estrés ni de crisis. Aunque si el estilo de vida en general se basara en principios en vez de en deseos seguramente ni habría tanto estrés ni tanta crisis.

Anuncios

13 Respuestas a “Las mentiras que te cuentan sobre los parisinos

  1. Hola, McQueen.
    Creo que en realidad absolutamente todo son prejuicios infundados. En mi caso particular los protagonistas del 99% de los casos como el que relatas… jamás han pensado siquiera visitar el lugar que critican (!) y se basan para su juicio en eso tan manido de: “Pues a mi me han dicho que…”.
    En mis viajes he podido apreciar cierto complejo de inferioridad del “españolito” de cierta edad (los jóvenes afortunadamente ya no) cuando viaja por Europa del Norte de turismo; y me avergonzó mas de una vez su comportamiento en donde se créen “superiores”, como en mi querido Portugal.
    En fin, pienso que como casi siempre es una cuestión de educación, y España no está para tirar cohetes precisamente.
    Saludos!.

    • ¡Hola Bruno! Cuando preguntas a alguien que te dice “pues a mi me han dicho…” quién se lo ha dicho, puede pasarte que te dé una vaga respuesta o que te diga el nombre de alguien que tampoco ha ido al lugar de la discordia… En mi caso los que más me han dicho que “los parisinos son esto o aquello” son jóvenes, que no se plantean cómo han debido hacer las cosas para que les traten tan mal como dicen.
      ¡Gracias por venir!

  2. Genial tu post tesoro, los prejuicios y complejos q tenemos los españoles no desaparecerán, pero podemos aprender y ser muy buenos,,, tiempo a tiempo,, besoss

    • Gracias Maribel :) admitir que hay un problema es ponerse manos a la obra para resolverlo. Podemos aprender y hacer lo que podamos para evitar que los prejuicios se extiendan sin límites.
      ¡Un beso y gracias por venir!

  3. En gran parte tienes razon en lo que has comentado, es cierto que hay muchos prejuicios sobre los franceses…pero…¿y los prejuicios que tu misma has comentado de los españoles? En mi opinión, demasiadas generalizaciones: que si somos bordes, maleducados, que si no sabemos hablar inglés, que si no sabemo. estar en los sitios correctamente…

    Pd: aprovecho este comentario paea decirte que te sigo siempre que puedo, y que me encanta tu blog, ¡sigue asi!;-)

    • ¡Hola! Creo que no he puesto ninguna generalización, aunque me disculpo si lo que he escrito da pie a pensar eso. Solo he dicho que alguien que habla mal inglés no puede exigir que en un país donde se habla francés se le entienda perfectamente, cuando aquí se habla español. ¡Gracias por seguirme, lo aprecio mucho!

  4. Vivo en Madrid, tengo 29 años y hace 4 años de mi viaje a Paris, fui con mi novio porque tiene familia alli. Lo que no cuentas en este post es la soberbia que tienen y lo desagradables que pueden llegar a ser algunos de ellos y no pocos….Nosotros cuando estuvimos no pedimos ayuda a ningun parisino porque para eso estan los mapas, miras el mapa y te situas, si para eso lo has comprado. Lo que si note es mirada de desprecio o burla directa entre otras. Recuerdo el tercer dia que en el metro hablamos mi novio y yo, no gritando pero tampoco bajito en un tono como para oirle, normal, y un frances nos dijo que nos callasemos la boca en frances claro, pero cuando hablan 2 franceses/as no se mandan callar, en bajito pero se oia, parecia que nosotros no pero los franceses si que pueden hablar entre ellos, bajito eso si; otra, fuimos a una cafeteria y pedir lo que queria en frances y la camarera correjirme PERO con soberbia, eso por no hablar de ese viernes que fuimos a pasear por los campos eliseos de tarde noche ambos de sport (habiamos caminado bastante) y la gente mirarnos con unas caras…..es verdad que a veces te tienes que fijar un poquito pero otras es evidente y de que manera……y todo por no ir arreglada aunque te puedo asegurar que no iba mal, solo de sport.Si,si ya se que es la capital de la moda pero mi intencion era solo conocer la ciudad asi que iba comoda, de sport.Eso por contar solo 3 que hubo unas cuantas mas y fueron 8 dias.
    Cuando preguntamos a la familia de mi novio nos dijeron que en Paris la imagen es algo IMPORTANTE y ademas se considera de buena educacion ir arreglado y nos contaron mas cosas sobre las costumbres en Paris. En mi opinion lo que tienen los parisinos es una ciudad muy bonita y con mucho que ver y que hacer pero en cuanto a ellos……..cierto es que trate con parisinos educados que me parecieron amables (no pedi ayuda, repito) incluso mas campechanos pero pocos y sinceramente no me sorprende que tengan que estar tan pendientes de su imagen y de vestir elegante o chic pero es que les hace falta, cuando eres imbecil o idiota almenos ponte guapo y ves bien, la idiotez no te la quita Versace ni Prada, ni Zara pero almenos se te ve bien, y vas acorde o a tono con lo bonito que es Paris, la imagen es importante claro¡¡ Que diferencia con New York, Edimburgo, Tibet y otros sitios donde he estado………mi humilde opinion¡

    • Hola Gina, lamento lo que te ocurrió en París, la verdad es que tu experiencia no te hace poder estar de acuerdo conmigo. Antes de ir me insistieron que en París hay que decir “Bonjour, excusez-moi s’il vous plait… Merci beaucoup, bonne journée” si quería que me tratarán bien, porque ellos son muy intransigentes ante lo que no son muy buenas maneras. Espero que un día París tenga otra oportunidad para darte una mejor siguiente impresión… ¡Gracias por opinar!

      >

  5. Pingback: El arte de ser coherentes | Dandelion's·

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s