El ego siempre será infantil.

Y le sorprenderá ver que a su dueño, cuanto más adulto es, más le cuesta admitirlo.

Aunque en admitir esa vulnerabilidad esté la verdadera fuerza.

He visto reacciones de hombres de 50 años que en realidad son una rabieta que sólo se cura dejando solo al protagonista durante unos días… Eso si se cura del todo, porque los adultos, a diferencia de los niños, pueden guardar rencor; y las secuelas del rencor son algo fácil de guardar. He visto enfados sin sentido que duran días, semanas, guerras eternas que no se recuerda por qué empezaron… al menos los niños se desenfadan rápidamente*.

Buenos días, señora.

Este post es mi reflejo del espejo hablándome. No crea que quiero dar lecciones a nadie como un fariseo. Verá usted: algo que no olvidaré fueron las palabras que una vez un señor me dijo. Más o menos eran: “si quieres saber cómo es alguien fíjate en cómo reacciona a algo que no le gusta, a algo que dé directamente a su ego”. Otro señor me dijo (esto va de señores): “exponer el ego es algo muy peligroso. Hay gente que enseguida salta porque vive con el ego muy a flor de piel. Y eso es malo para ellos, porque justamente su ego se convierte en su punto débil”.

Aquí no hay ninguna verdad universal. De hecho, con la primera de las frases hoy discrepo un poco. Si quien reacciona es el ego herido, no podemos automáticamente decir que alguien es como su ego herido, ¿o sí? No sé, no sé | Foto de internet

Aquí no hay ninguna verdad universal. De hecho, con la primera de las frases hoy discrepo un poco. Si quien reacciona es el ego herido, no podemos automáticamente decir que alguien es como su ego herido, ¿o sí? No sé, no sé | Foto de internet

Hoy puedo escribirlas por la cantidad de vueltas que les di cuando las escuché. Se ven muchas actitudes y reacciones  que perfectamente se catalogan como “infantiles”; yo, no queriendo abogar por ellas o justificarlas, creo que lo que muestran es cómo se reacciona cuando el ego es herido, o sea, cuando la persona está de lo más vulnerable sin pretenderlo, y no se lo puede creer. Por otro lado, hay circunstancias que ponen al ego más o menos al alcance de lo que en el momento crítico es visto como un ataque. El ego es el sentido de la importancia y es fácilmente engañado; de hecho, lo mejor es no ponerlo al mando de la vida porque el descalabro es inevitable, y merecido. Cabe destacar que el ego no tiene edad, por eso creo y tengo confirmado que ese punto de infantilidad que dirige las reacciones extrañas del ser humano es algo que siempre está ahí —todos hemos reaccionado alguna vez de manera infantil en nuestra más declarada mentalidad adulta—. Sin embargo hay buenas noticias: conocerse a uno mismo y saber quién ha tomado las riendas en cada momento sirve para tener una visión más clara. La diferencia radica en lo que hace uno cuando quien intenta hablar por él es su ego.

¿Entonces qué es la madurez? Me atrevo a decir que, además de todas las definiciones que hay dadas por mucha gente que enseña mucho, es saber poner a los principios por encima de los gritos del ego sensible, lo que llaman “ser proactivo”. Y ser fuerte, no duro. Aunque a veces, claro, uno tenga que hacer el trabajo de perdonarse y aprender honestamente las veces que no sigue el Guión de las Personas Adultas, porque que el ego vociferante ha tomado las riendas y uno no ha quedado en buen lugar. Y lo sepa. Muchas veces ser maduro significa es comprender al ser infantil que existe dentro de nosotros.

Gracias por leerme.

PD: No sé qué diría un psicólogo, un psiquiatra, un psicoanalista o un antropólogo. ¿Qué me dice usted?

—♣—

*En una cosa los niños ganan a los adultos. Y en otras tantas. Cuando N8 (Que ya es N9) me preguntó cómo saber si una persona es buena o mala me hizo plantearme seriamente si yo misma lo sabía.

Anuncios

6 Respuestas a “El ego siempre será infantil.

  1. Pingback: La estupidez debería doler | Dandelion's·

  2. Pingback: Confesiones de un maromo | Dandelion's·

  3. Pingback: El espejo tiene algo que decirte | Dandelion's·

  4. Pingback: En insospechado veneno de la cobardía | Dandelion's·

  5. Pingback: Liderazgo —la letra pequeña | Dandelion's·

  6. Pingback: El amor no es algo que encuentras; es algo que construyes | Dandelion's·

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s