Probablemente, la ira es una virtud

¡Hola! ¿Cómo estáis? Un día una mujer me enseño un colgante que supuestamente servía para controlar la ira. La dueña, cada vez que notaba que la furia le poseía, miraba el colgante y automáticamente se obligaba a calmarse, cualquiera que fuera la situación. Lo fallido de su método era que o lo miraba cuando no tenía que mirarlo, o lo miraba demasiado tarde.

4 de cada 5 no sabe qué hacer con su ira | Foto de internet

4 de cada 5 no sabe qué hacer con su ira | Foto de internet

Un día la ira fue incluida gratuitamente en la lista de los pecados capitales;

pero la Historia demuestra que a ella le debemos gran parte de nuestro bienestar. Los cambios más relevantes de la Historia son fruto de la ira (la indignación es la ira ante situaciones injustas), y no podía ser de otra manera. A veces no hay cambio posible si no es provocado por una fuerza tan impetuosa. Y no me refiero solo a gran escala como lo que nos ha aportado la Revolución Francesa, el movimiento feminista, o el movimiento que abolió (técnicamente) la esclavitud. También me refiero a esas situaciones en las que una persona, en vez de deprimirse —o, tras ya haberse hartado de llorar— se enfurece y dice “ya basta”.

Los que dicen “Breakups made body builders” están de acuerdo conmigo.

Y muchos corredores. La mayoría de la gente que cambió de vida, lo hizo porque en algún momento, vio las señales de que tenía que cambiar de vida, se hartó y por supuesto, después se comprometió. La persona que es valiente y resuelve sus problemas de pareja lo hace cuando su indignación pone su mente a trabajar. La persona que sale de una relación dañina lo hace únicamente cuando por fin se indigna y deja claro que de ahí no pasa; hasta la llegada de ese momento de poco sirven los cientos de consejos y de horas de lágrimas y escuchas por parte de los confidentes. Quién se adormila en una cama de excusas no tiene solución.

Hay gente que tuvo sus mejores ideas en  un momento de enfado (levanto la mano). El problema empieza cuando la gente no sabe qué hacer con su ira, y entonces hace lo primero que se le viene a la cabeza, o lo más cómodo. Normalmente lo más cómodo suele ser, por un lado, consecuencia de un secuestro de la virtud de la ira por parte de la cobardía —y eso tiene un abanico de formas de manifestarse tan amplio que da para un libro—. Y por otro lado, lo primero que se viene a la cabeza es algo de lo que después uno se arrepentirá.

Veo que la ira es una virtud muy frágil: la que más fácilmente puede pasarle es convertirse en defecto. De hecho, 4 de cada 5 personas no saben qué hacer cuando están enfurecidos, así que hacen lo primero que se les pasa por la cabeza: pecar. Pero no por ello me resignaría a huir de la ira o reprimirla por miedo. No aprendería nada.

¡Que tengáis un buen día!

Anuncios

Una respuesta a “Probablemente, la ira es una virtud

  1. Pingback: Despertaron… y se volvieron a dormir | Dandelion's·

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s