Orgullosamente introvertidos,

Porque serlo es una ventaja.

Cuenta la leyenda que un introvertido es un tío retraído, tímido, que no habla porque siempre está en su mundo y es, en el fondo, un rarito. Pero hoy, hasta La Ciencia (los de los prestigiosos estudios de universidades americanas) evidencia que la desaparición de esos prejuicios será cuestión de tiempo. De hecho, se ha visto que el carácter introvertido es factor común de los mejores líderes y parejas. Pero primero necesitas saber la diferencia entre introversión y timidez.

Y que sepáis una cosa:

YO ME QUIERO CASAR CON UN INTROVERTIDO.

Un introvertido se conoce a sí mismo más que quien no sabe estar solo. Por tanto, gracias a ese nivel de conciencia, sabe lo que quiere, lo que no quiere y lo que necesita, dado el nivel de plenitud que le ha dado su independencia. Sabe lo que tiene que mejorar. No sabéis la cantidad de diálogos interiores que un introvertido tiene a lo largo del día. Si escribiéramos la sucesión de esos pensamientos, análisis, escrutinios, planificaciones, hipótesis, resoluciones…  tendríamos un libro más largo que los de Ken Follet. ¡Y más dinámico!

Una persona introvertida, a diferencia de los  tímidos, no depende tanto de los juicios que los demás emiten sobre ella. Su objetivo no es impresionar al auditorio, pero sí cuidar las relaciones con las personas que le importan. De ahí entendemos que sea selectivo. Y que sepa estar solo. Un introvertido puede, frente a los demás, elegir si llevarse bien con la mayoría de forma cordial y tener un puñado de relaciones profundas, u optar sólo por el puñado de relaciones profundas. De modo que a los que aprenden, se les da bastante bien estar en un mundo que alaba la extroversión.

Yo también quiero. | Foto de Joshua Earle

Introverts enjoy the silence. | Foto de Joshua Earle

Un introvertido sabe escuchar muy bien. Sin embargo, no soporta a esas personas que sólo saben parlotear y que cuando les habla no le escuchan, sino están buscando el momento para interrumpir con lo primero que formulen sus cabezas, aunque no tenga nada que ver con lo que está diciendo.

Y continúo: tampoco soportamos esa “empatía” que cada vez está más de moda, que siempre sigue el mismo guión: tú cuentas algo que te pone triste y el amigo no te interrumpe, sino que te atropella. Te atropella contándote alguna de sus batallitas, que forzosamente se parecen al motivo de tu pena. Si eres así y me estás leyendo, desde este blog te digo que lo que haces es como esos anuncios de Youtube que no interesan, duran 30 segundos y no tienen el botón de “saltar anuncio”. Lo mejor que te puede pasar es que tengas delante a una persona introvertida muy buena, que te escuchará educadamente pero será la última vez que te cuente algo. Lo peor que puede pasarte es que te encuentres a alguien intransigente (o que ese día tenga los cables cruzados) que te diga algo que puede leerse como “estamos hablando de mi problema, ahora mismo el tuyo no me interesa. ¡déjame ser la protagonista! ¡Que por eso te he llamado!”. Quien te diga eso, créeme, te aprecia.

Lo que les gusta es una conversación profunda, privada, que les estimule intelectualmente. Por eso la selectividad del introvertido es su guía para ver con quién puede tener esa conversación gratificante. No es que sea adivina, pero un extrovertido no sabrá lo que es sentir la alegría de encontrar alguien con quien establecer ese nivel de  conexión en el pensamiento: es como escuchar una canción en la radio que llevabas días esperando que sonara… (bueno, continuemos). De ahí sale la buena noticia: un introvertido puede recargar sus baterías solo o acompañado. De todas formas, a fuer de no dejar nada en el tintero, he de decir que, puesto que un introvertido está más habituado a ser su propia compañía, establece relaciones personales más intensas.

La introversión está ligada a una mayor sensibilidad que la extroversión. De hecho, si tu best friend es una persona introvertida, la amistad vuestra es más transparente y más de fiar. Y te lo pasas muy bien… mejor que quienes necesitan estar rodeados de gente para estar tranquilos.

Anuncios

Una respuesta a “Orgullosamente introvertidos,

  1. Pingback: Por qué hablar de uno mismo | Dandelion's·

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s