El amor no se encuentra: se construye.

EUREKA.

Entre los grandes fallos de la Historia está, ocupando los primeros puestos, la creencia de que el amor es algo que surge, y una vez fuera, mantendrá todo a flote y brillante porque sí. Que el amor todo lo arregla, y que el amor durará para siempre porque el amor se cuidará y mantendrá solo —ni un horno pirolítico llega a tanto—. Que el sentido de la vida está condicionado a estar en pareja. Que la pareja es infalible.

Miles de personas se enamoran todos los días. Eso no es raro. Lo raro es encontrar un amor que dure todos los días.

Queridas mozas: amor de verdad no es reventarle las espinillas al novio en medio de la calle (eso, por cierto, no deberías hacerlo, y menos con esas manos sucias, cochina). Amor de verdad es no plantearte dejarlo cuando se sienta inseguro porque se está quedando calvo. Es priorizar lo importante antes que el ego.

Tú sabes si es amor justamente cuando te preguntas si el amor ha muerto.

¿Por qué todo el mundo puede cometer fallos menos la pareja? Disney, Hollywood y el porno son un trastorno; parece que lo único que justifica una relación es el amor que vemos en sus películas. Por esa regla de tres, el para siempre dura tres años. La verdad es que cuando todo empieza no hay que hacer nada, todo viene dado, solo hay que dejarse llevar. Sin embargo, durante el subidón hormonal del principio se suele hacer lo que es la causa de la posterior ruptura; se disfraza al otro de lo que uno necesita. Eso es hacer responsable al otro de nuestro estado vital, no hace falta que diga que es injusto. El amor verdadero empieza cuando ves las limitaciones de quien tienes al lado. Cuando “ya no sea como al principio”, pregúntate si realmente ha cambiado la otra persona, o echas de menos a la persona perfecta que habías diseñado en tu mente y proyectado sobre quien tienes al lado.

Lo más seguro es que ahí es cuando toca ser realistas. Confianza y respeto, dos pilares importantísimos.

El amor no es algo que encuentras, es algo que construyes

El arte de resolver problemas es más importante que cualquier sentimiento bonito. Tantos fracasos vistos alrededor ya han dejado claro que el amor no muere solo, sino que hay varias cosas lo matan:

  • El orgullo de quien siempre quiere tener la razón o la última palabra —no porque tenga razón, sino porque el ego necesita reafirmarse a toda costa—,
  • El egoísmo del que espera o exige que la pareja por arte de magia resuelva los problemas internos que uno no ha querido resolver —eso es tener morro,
  • La debilidad de quien prefiere guardar resentimientos a decir las cosas directamente, porque convertir al otro en el enemigo parece ser más rentable
  • La malicia de pensar que el otro tiene la obligación de estar al lado toda la vida. Por tanto, uno puede hacer lo que le dé la gana: puede descuidarse, perder la educación…

Deberíamos ver las relaciones como una sociedad, porque en realidad son un trabajo en equipo. Respetar. Ser responsables. No perder de vista el objetivo. Prestar atención. Saber escuchar. No juzgar. Apreciar y mostrar aprecio. Ser escuchado es una necesidad primordial, tu mejor amigo es alguien que te escucha. También es necesario sentirse apreciados… Hay un estudio que dice que prácticamente la mitad de las parejas que rompen tenían entre sus motivos, la falta de aprecio por parte de sus compañeros.

El amor es algo que se construye. Nos iría mejor si trabajáramos cuando hay que trabajar en vez de quejarnos. Seguramente deberíamos aplicar los principios de los mejores equipos de trabajo en las relaciones de pareja; no tiene sentido que un asunto tan sensible se deje tan a merced del tiempo, o de los impulsos. ¿Qué se puede hacer? “Esther, quien resuelve sus conflictos internos antes de emparejarse ha acabado con la mitad de tus potenciales problemas de pareja”, me dijeron esta mañana. Y la mayoría de los conflictos internos empiezan a resolverse cuando se cuestionan. La buena noticia es que las respuestas llegan rápido. ¡Que tengáis una buena semana! Espero que os esté yendo bien.

Anuncios

3 Respuestas a “El amor no se encuentra: se construye.

  1. Pingback: Lo que deberías saber antes de romper. | Dandelion's·

  2. Pingback: Lo que deberías saber antes de romper. – Dandelion's·

  3. Pingback: La principal señal de que no te has preparado para una relación | Dandelion's·

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s