Entre la virtud y el peor de los pecados capitales

Dignidad, orgullo y soberbia: tres conceptos que nos traen de cabeza.

La incapacidad en su distinción y uso adecuado ha derivado en que, por un lado, actitudes nobles se censuren y, por otro, en uno de esos prejuicios que no dejan ser libre a la gente.

El orgullo (famoso como vicio irascible y origen de todos los pecados capitales), en realidad cuenta con tres definiciones. La primera es el “exceso de estimación propia o sentimiento que hace que una persona se considere superior a los demás”. La segunda es “satisfacción grande que siente una persona por algo propio que considera muy bueno o digno de mérito”. Y la tercera es “amor propio, valoración y estima que se tiene uno mismo, especialmente como merecedora de un mínimo respeto o consideración”.

Es evidente que una persona normalmente cuenta con la tercera definición de orgullo como algo incluido en su modus vivendi. Alguien que se conoce a sí mismo cuenta además, con la segunda definición —también hay gente que se enorgullece de lo que más bien debería avergonzarse—, bien sea por un logro o por cualidades conocidas o por un ser querido (o no). En cambio la primera faceta del orgullo es la que acarrea los problemas; la que hace a uno duro, pero no fuerte. El “exceso de estimación propia” es sinónimo de la definición de soberbia, “satisfacción y arrogancia en la contemplación de las cualidades propias, con menosprecio a las de los demás”.

Looking up skyscrapers - matthew wiebe

De ahí la problemática. El detalle es la concepción de las cualidades de los demás respecto a las propias. Semejante desprecio a las cualidades de los demás es el prólogo de la crónica de:

  • gente incapaz de pedir ayuda o consejo que muere pensando que nadie puede ayudarles, cuando el principio de la solución de un problema está en exponerlo,
  • gente incapaz de encajar jamás una crítica aunque sea evidente que les está yendo mal. Porque el ego va delante de todo, o porque lo suyo no es un problema,
  • o gente que asume que “como ella adora a su perro, los demás seguro que también”.
  • gente incapaz de pedir perdón (no vaya a ser que se les caiga el anillo del poder). Yo veo que la gente más fuerte es la gente que no necesita ponerse corazas; y la persona que se hace la fuerte a costa de los demás es la más débil. Desgraciadamente la debilidad del que se hace el fuerte es como una enfermedad contagiosa. Por eso insisto en que el problema de la violencia de género, por ejemplo, es ante todo problema de los hombres .
  • gente que únicamente ve los fallos en los demás: véase la gente tóxica que lee los libros llamados Gente tóxica , los que asumen que los demás tienen que hacerles felices, o gente que busca alguna palabra o texto complaciente que les evite pasar el mal trago de admitir que esta vez no son los demás, sino él.

La soberbia es el peor de los pecados por hacerse evidente de maneras difícilmente admisibles. La dignidad, por otro lado, es la “seriedad, decoro y gravedad (gravedad es seriedad y compostura en la forma de hablar y actuar) en el comportamiento. Esta seriedad es la consecuencia del “amor propio”, “valoración” y “estima como merecedor de un mínimo respeto”.

Pensarás que lo que he dicho es obvio, pero seguro que conoces poca gente que diferencie bien los tres conceptos. A mayor nivel de claridad en la distinción entre orgullo, dignidad y soberbia, y en la separación de los tres matices del orgullo, mayor lucidez en su aplicación y, seguramente, una vida más libre.

¡GRACIAS POR LEER! SI TE HA GUSTADO ESTE POST POR FAVOR AYÚDAME A HACERLO LLEGAR A MÁS GENTE CON LOS BOTONES “ME GUSTA” Y ENLACES A LAS REDES SOCIALES. Y TAMBIÉN SUSCRÍBETE PARA ESTAR AL TANTO DE LA PUBLICACIÓN DE NUEVOS ARTÍCULOS~

Anuncios

Una respuesta a “Entre la virtud y el peor de los pecados capitales

  1. Muy bueno, muy buenos blogs siganle con ese animo de orientación. De mi se ganaron el 100%. Todo lo as eacrito con persuasión practica. Gracias!!
    Mauricio E. Sanchez

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s